Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

domingo, 22 de enero de 2012

Costanera de Encarnación: el desarrollo que dio cara al verano


En medio de un gran desarrollo, el verano se mudó a las playas de Encarnación luego de la construcción de la costanera. Si bien San Bernardino fue bautizada como la capital de esta estación, hoy, la principal ciudad de Itapúa es el mayor atractivo turístico del país, olvidando la condición mediterránea de Paraguay.












Por Ruth Benítez Díaz. | ruth-benitez@uhora.com.py - @ruthbenitezdiaz

Las imágenes más exuberantes del verano están en Encarnación. La playa, el sol y la arena son los elementos más ambicionados para quien anheló siempre el imposible de tener costas sobre el mar.

La capital de Itapúa, o Encarnayork, como la llaman orgullosos sus habitantes, vive un auge en el turismo que inyecta además divisas extranjeras.

Acentos argentinos, brasileños, chilenos, uruguayos son solo algunos ingredientes de la ensalada de visitantes de más allá de la frontera y de todos los puntos del país.

La ciudad a orillas del río Paraná ofrece tres bonitas playas: San José, San Isidro y Mbói Ka'é, juntas conforman 3 mil metros de playa. En toda la zona existen 10 grandes puentes.

La costanera, que para su construcción debió reubicar miles de viviendas, muestra una ciudad comercial y económicamente crecida, segura, limpia y diversa.

 

El recorrido


La gente llega en vehículos propios o en colectivo. El pasaje desde Asunción tiene un costo de 70 mil guaraníes aproximadamente, dependiendo de la empresa. Hay horarios de arribo durante todo el día, aunque la gente prefiere amanecer en la ciudad.

El itinerario por las arenas se recorre descalzo o en zapatillas. Hay sombrillas coloridas en todo el trayecto, olor a bronceador, toallas, pareos, vestidos, bermudas, anteojos de sol, sombreros y cámaras por todas partes.

La venta informal es regulada, pero no faltan el algodón de azúcar y los helados.

La gente recorre también en lanchas y avionetas, bicicletas, rollers y cuacis.

Son parte del paisaje las chicas sexys en bikini, muchachos muy atractivos, zancos y hasta se lo ve a Jack Sparrow vestido de albirrojo tomándose fotos con todo el mundo.

Pero en las mañanas la playa está más tranquila y sin mucha concurrencia. De los vehículos que van llegando bajan mamá, papá, la tía, los hijos y hasta los abuelos. El paseo por Encarnación lo hace toda la familia.

A toda hora, se puede jugar vóley y fútbol de playa, tanto varones como mujeres.

Por la tarde, y luego de haber recorrido la ciudad, ya sea haciendo compras por el circuito - como llaman al mercado - o simplemente observando los paisajes urbanos y rurales, llega todo el mundo a la playa, la más concurrida es San José.

Antes, los visitantes también pasean por las ruinas jesuíticas del distrito Jesús y Trinidad, que está a pocos minutos de Encarnación, y las Colonias Unidas, también cercanas. Además, la zona conocida como Itacuá, donde habita la popular Virgen de Itacuá, es otra opción en el itinerario.

En medio de este auge, la gente se traslada con facilidad hasta la ciudad argentina de Posadas cruzando el Puente San Roque González. Según el Ministerio del Interior, unas 28 mil personas cruzan el puente solo los fines de semana.

Los salvavidas también están siempre en guardia. Igualmente, la limpieza es constante.
En la noche, normalmente, hay algún atractivo, como exposición y carrera de autos Ferraris, entre otras cosas.

Pero en particular, esa hora muestra un esplendor único. La pasarela de la costanera está totalmente iluminada. El río Paraná refleja la luz de la luna y se ve un paisaje de postal.

 

El sambódromo se mudó a la costanera


El tradicional carnaval de Encarnación, otro gran atractivo de la temporada, se realiza desde hace décadas sobre la Avenida Gaspar Rodríguez de Francia. Pero este año, ya todo está preparado para que se desarrolle sobre la avenida costanera desde el 4 de febrero.

 

Edificios históricos


Una peculiaridad que presenta la playa encarnacena de San José es que en las costas del río se encuentran un antiguo silo y el molino, que constituyen un patrimonio nacional.

La Entidad Binacional Yacyretá (EBY) responsable de las obras de construcción de la costanera, decidió demoler estos edificios, pero, tras las manifestaciones de la ciudadanía, finalmente permanecerán en el sitio para seguir dando un detalle único a la zona.

 

Industria hotelera, auge y carencia


Si bien es un problema nacional, Encarnación vive ahora un apogeo turístico que rebosa sus hoteles.

El sector no da abasto y es muy difícil conseguir alojamiento. Los hoteles comenzaron a reservarse desde diciembre y están ocupados hasta febrero. La gente debe hacer reservaciones con antelación o en todo caso ir a la suerte.

Sin duda, el rubro más exitoso es el hospedaje, que proporciona a los pobladores ingresos extras, ya que reciben a los turistas en sus casas particulares.

Igualmente, el sector gastronómico también disfruta de sus ingresos. La comida no es cara, aunque depende del lugar que se opte para comer. Existe gran variedad y muchos lugares de venta de comidas.

 

La playa se extenderá 1000 metros más


Son 3 mil metros de playa y el objetivo es habilitar 1000 metros más, debido al crecimiento del número de visitas.

La construcción de la costanera forma parte de las obras de terminación de Yacyretá al servicio de la ciudadanía.

El primer tramo de la obra contaba con 800 metros y el pasado 17 de diciembre se inauguró el segundo tramo de 8 kilómetros. En total, serán 27 kilómetros de obra, que culminaría a mediados de 2012.

El monto total de inversión es de 105.541.936 dólares.

Según el proyecto, la costanera tendrá un equipamiento único, con dobles avenidas, sistemas de iluminaciones acordes para resaltar el lugar, plazoletas adornadas con flores y plantas, además de palmeras a lo largo del tramo.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui