Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

martes, 16 de julio de 2013

Una paraguaya presentará en TV católica EWTN, la visita del Papa



Una paraguaya  presentará en TV católica la visita del Papa
Misionera. Silvia Mariella irá a Río, el lunes 22 de julio. Su transmisión se podrá seguir en el canal 5 del cable


Por Luján Román
lujan-roman@uhora.com.py



“Yo quiero hacer tu voluntad”, dice cada día al despertar Silvia Mariella Vera Díaz, la paraguaya que fue invitada por la red mundial de Televisión Católica EWTN para ser presentadora de los actos principales de la Jornada Mundial de la Juventud (JMJ), en la que jóvenes de cinco continentes se encontrarán con el papa Francisco.

La paraguaya –que siempre habla sonriendo–, acompañará a Pepe Alonso, conductor del programa Nuestra fe en vivo, que se transmite por EWTN, en la cobertura especial de la visita del pontífice desde el martes 23 al domingo 28 de julio.

En el corazón de Sajonia está la casa de Silvia Mariella, la mujer que se define como cristiana católica. Ella es la artista que adorna su cuello con un rosario y que inicia esta entrevista con un rezo para sorpresa del fotógrafo.

Para llegar a conducir por tercera vez una JMJ, esta paraguaya se dio a conocer en el canal religioso en 1998 en Orlando, Florida, cuando su canto conmovió a los asistentes de un congreso religioso.

A partir de ese encuentro, sus músicas empezaron a sonar en la radio católica mundial de la misma cadena. Ya en 2005 fue convocada por la EWTN para la transmisión de la JMJ de Colonia, Alemania, y tres años después en la de Australia; hace dos meses recibió la tercera propuesta.

La razón de su convocatoria repetida es simple: Silvia Mariella tiene carisma y lo comparte. Tiene 35 años y 15 discos de música cristiana. Sus canciones son poemas para Dios. Es solista y pertenece a una comunidad de músicos del movimiento de la Renovación Carismática. Ejecuta la guitarra, pero lo suyo es el teclado y la prédica.

Esta cobertura papal será diferente para la paraguaya. Las otras dos veces condujo la transmisión desde el estudio en Estados Unidos, junto con Pepe. Esta vez será algo nuevo para ella porque la conducirá desde la Jornada misma. Ella está segura de que esta será una experiencia nueva y muy emocionante porque el Papa en esta oportunidad es de Latinoamérica.

Une sus manos y las palabras surgen descontroladas de su boca.

Desde que supo que la invitaron otra vez para ser parte de la cobertura especial, la paraguaya pide al Espíritu Santo que ponga las palabras adecuadas en su boca durante la transmisión. Su meta es simple: quiere transmitir alegría. La alegría de ser cristiana y que la fe no es aburrida.

“La gente piensa que ir a la iglesia es aburrido, pero nosotros somos los aburridos, Cristo es alegría, es amor y se renueva cada día. Yo quiero transmitir el gozo de ser cristiana y de vivir la fe que se tiene que contagiar. La fe no se vive de manera aislada, se vive en comunidad”, dice.

Misión. Silvia Mariella se dedica a la evangelización a tiempo completo. La música y la predicación son su escudo y su fuerza. No es consagrada, ni monja, pero vive su bautismo y por el bautismo dice que todos son llamados a llevar la palabra y ya que Dios le dio el talento de la música, ella entrega su talento a su servicio.

Por eso, además de tener participaciones en canales de televisión, cantar en encuentros en el Vaticano, la mayor parte de su tiempo ella trabaja en la parroquia Virgen del Rosario de su barrio, también en la capilla San Jerónimo, como ella misma dice: “Adonde Dios me lleve”, ya sea en retiros, conciertos de evangelización, predicaciones en colegios, parroquias o comunidades.

Aunque es psicóloga, no ejerce como tal, si bien aprovecha sus conocimientos para combinarlos con el Evangelio. “Juntos, la psicología y el Evangelio, hacen mucho”, comenta.

Gracia. Ella se siente bendecida por poder tener la oportunidad nuevamente de transmitir en vivo la Jornada Mundial de la Juventud. Cree que mucha gente puede hacerlo, pero dice que en esta ocasión “Dios se fijó en mí”.

A días de su participación como conductora de los actos principales de la visita papal, la joven católica siente que tiene un compromiso grande porque además de representar a la Iglesia Católica Latinoamericana, representa al Paraguay.

“Esto es un regalo para mí, Paraguay es un país chiquito, pero Dios puso su mirada en mí, por eso pido a los jóvenes que oren por mí, para que pueda representar bien a la Iglesia, siendo un instrumento de gracia y amor, para que aquellos que me miren puedan encontrarse con Dios”, reflexiona al despedirse la misionera que dará cada detalle del encuentro juvenil a los hispanohablantes de todo el mundo.


Fuente: ultimahora
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui