Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

viernes, 8 de mayo de 2015

Químico paraguayo logra premio de ORO en Suiza



Jorn Wenger es el primer paraguayo en participar del reconocido Salón Internacional de Inventos de Ginebra, Suiza y ya obtuvo el premio de Oro con su proyecto “Pirólisis Catalítica de Plásticos en Desuso y Neumáticos Usados”.
A casi un año de la nota realizada al químico industrial, investigador y empresario paraguayo, Jorn Wenger, donde se daba a conocer su  proyecto. Él mismo cuenta acerca del premio que recibió en Ginebra, Suiza; además de lo que viene haciendo.
Wenger, propietario de la fábrica de pinturas Dux, cuenta que la idea de este proyecto nació porque él es ambientalista de alma y el plástico es un problema mundial.
En Suecia se presentó en la  World bioEnergy 2014. Esa fue la primera vez que mostró su proyecto, y lo hizo justamente en un país donde hacen reciclaje ‘a full’. Después se animó a postular en varios eventos internacionales, a los que fue invitado.
"Para mí fue algo increíble, una grata sorpresa porque había gente de todas partes del mundo. Es la primera vez que Paraguay participa y sacar este premio fue demasiado”
— Jorn Wenger
Recién llegado de Suiza, pues la edición número 43 del reconocido  Salón Internacional de Inventos de Ginebra se llevó a cabo del 15 al 19 de abril, Wenger cuenta su experiencia. “La invitación a Suiza fue el desafío más grande porque estuve entre 750 inventores de todo el mundo. El año pasado me presenté para una pre-selección y me aceptaron. Mi categoría, que es medio ambiente en la clase B, cuenta con un jurado muy exigente de todo el mundo, que te hace preguntas técnicas y según la novedad del proyecto, ellos te premian”.
Entre los premios destacan el bronce, plata, menciones de honor y el oro, que el paraguayo trajo a casa. “Yo no esperaba nada, me fui con la mente limpia. Para mí fue algo increíble, una grata sorpresa porque había gente de todas partes del mundo. Es la primera vez que Paraguay participa y sacar este premio fue demasiado” comenta emocionado Wenger.

apoyo del parque tecnológico de itaipú

Wenger dice que “esta ya no es la teoría, es la práctica”. Cuenta que cuando empezó su proyecto y antes de haber ganado este premio no tuvo el apoyo de ninguna empresa nacional y que él lo llevó a cabo de manera personal, con los gastos que eso implica. “Ahora localmente tengo apoyo de la PTI de Itaipu (Parque Tecnológico de Itaipú) con ellos estamos desarrollando el proyecto y me van a ayudar. Vamos a poner una planta piloto en Salto del Guairá, donde vamos a tomar todos los neumáticos viejos en desuso y vamos a hacer combustible, hierro y carbón” señala.
El Químico Industrial mencionó que una rueda tiene entre un 10 y 15% de hierro. De la goma, que se corta en pedazos, se puede hacer combustible. “Hacés combustible líquido y te queda carbón, que también es una fuente de energía que podés utilizar” comenta.
Rentable y económico
rentable y económico
Según Jorn Wenger, una planta continua para la producción de combustible podría salir alrededor de 200 mil dólares. De 100 kilos de plástico, salen 70 litros de combustible.
Wenger indicó que durante su exposición en Suiza se le acercaron empresas de India, África, China y están esperando su planta piloto que está montando con el PTI. Tiene pensado invitar a las empresas y organizaciones internacionales como  Greenpeace que está muy interesada en su trabajo.El investigador resaltó que en el mar flotan islas enteras, grandes, de 40 km de ancho de plástico y que todo eso se puede atacar con este sistema que él preparó. Explicó que si bien a nivel mundial existe el proceso en algunos países, a nivel regional es algo nuevo. “Conozco todos los sistemas que hay y estoy viendo las falencias, entonces realizo mejorías. No es fácil pero sé que vamos a lograr” recalcó.
Con relación a la pirólisis del plástico el químico explicó: “El tema es sencillo, el proceso se obtiene mediante el uso de catalizadores naturales provenientes de la arcilla montmorillonita existente en Paraguay. El secreto para obtener un mejor rendimiento en combustibles consiste en la composición exacta de microelementos presentes en la arcilla y mediante la adición de otros elementos catalíticos”.
“Este logro con PTI será una forma de demostrar y que vean lo que se puede hacer en nuestro país si hay interés y apoyo. La máquina será nacional. Estoy trabajando con una metalúrgica donde está mi socio, estamos diseñando algo que no existe, entonces es más difícil, pero eso nos traerá logros y yo pienso que será un efecto dominó” expresó optimista.
“La gente no te cree, dice ‘ese químico loco’, pero no me importa, hay que ser loco para esto” reflexiona Wenger.
El químico e investigador compara con la música su situación con relación al proyecto, alegando que nadie es profeta en su tierra. “Yo antes era músico y acá no triunfé, primero lo hice en Argentina, Chile, después recién vino el éxito acá. Es así, normal” dijo Wenger, quien tenía un dúo musical con su hermano en la época de los 70 denominado IODI, con el que viajó a Estados Unidos y a varios otros países.

el próximo paso

La planta piloto está en marcha, la máquina la están diseñando y para junio o julio estaría lista. “Este equipo será continuo. Los equipos actuales en el mundo son discontinuos. Eso significa que van todos de una olla y cocinan el plástico y cuando terminan tienen que dejar enfriar. En este caso será continuo para usar la máxima cantidad de plásticos, neumáticos, todo tipo de plásticos y las 24 Hs. del día estará trabajando. Se hará mantenimiento dos veces cada medio año” explica el investigador y comenta que ya tiene un poco más de 400 mil neumáticos listos para ser utilizados.
“Se puede llegar a exportar barriles de combustible. De cada 100 kg de plástico se puede hacer 70 litros de combustible. El resto son gases, cenizas, que también son materias primas muy importantes"
— Jorn Wenger
¿Y qué hacemos con el combustible? Es una especie de fuel oil que se utiliza para máquinas pesadas, tractores, hornos, calderas. Es una fuente de energía muy importante que además es líquida. En vez de tener montañas de plásticos, se tiene en tambores o tanques el combustible que se puede usar y generar energía, en vez de estar tirado.
Wenger señala que si bien no se van a solucionar todos los problemas, ayudará en algo. “Se puede llegar a exportar barriles de combustible. De cada 100 kg de plástico se puede hacer 70 litros de combustible. El resto son gases, cenizas, que también son materias primas muy importantes. Nada se tira, todo se reutiliza” enfatiza.
En cuanto a la duración del proyecto, dijo que cinco años fue el tiempo que tardó en finalizar. Confesó tener miles de pruebas realizadas, porque buscó obtener el máximo rendimiento y en el menor tiempo posible de trabajo. “Yo me fijé en los otros modelos y lo simplifiqué, lo hice más económico” alega.
“Cuando tenés el éxito, tenés la pistola puesta en el pecho, porque buscás seguir mejorando, no descansar; hay mayor presión. Esto fue muy importante para mí, pero ahora empieza realmente el trabajo” finaliza diciendo el paraguayo que logró el premio de Oro en Suiza.

Fuente: ejempla.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui