Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

martes, 3 de marzo de 2015

Crecen exportaciones de manufacturas paraguayas



18/02/2015 6:52am





La diversificación de la producción es funda­mental para cualquier economía a fin de dismi­nuir los riesgos deveni­dos de una gran variedad de fenómenos, como la variación de los precios, las características de los productos y los cambios del mercado.

En este sentido, si bien Paraguay ha aumentado la diversificación de su producción a través de los años, generando a la par de la evolución de la agroindustria un intere­sante envío de produc­tos distintos a aquellos devenidos del campo, la exportación de este segundo grupo sigue siendo menor al 10% del total y definitivamente uno de los más bajos de la región.

Según las estadísticas presentadas por la Co­misión Económica para América Latina y el Ca­ribe (Cepal), apenas el 8,4% (alrededor de US$ 763 millones) del total del valor de los envíos de bienes son propia­mente manufacturados, es decir, procesados y terminados, listos para el consumo del mercado; mientras que los envíos de productos primarios significan casi el 92%.


EVOLUCIÓN


En el año 2006, los en­víos de productos ter­minados representaban el 15,9% de las exporta­ciones totales del país. Los mismos fueron dis­minuyendo su partici­pación en el valor de los envíos totales debido principalmente al auge de la demanda mundial de los productos prima­rios, hoy considerados estrella dentro de la producción nacional.

La carne, la soja y sus derivados como carne congelada, expeller, ha­rinas, etc. se configuran como los más importan­tes productos nacionales y son además la princi­pal entrada de divisas al país.

El aumento de la pro­ducción y exportación de los mismos hizo que el peso de los productos manufacturados vaya descendiendo hasta alcanzar el 9,3% en el 2008 y repuntar al año siguiente hasta el 10,7%, coincidiendo con una caída del crecimiento del producto interno bruto debido a cuestiones li­gadas al agro.

En los dos años si­guientes, el mismo se ubicó alrededor del 7,5%, llegando hasta casi el 9% para el 2012.

Esta misma línea fue seguida por Brasil, en donde casi el 51% de sus envíos de 2006 eran ma­nufacturas, las cuales actualmente rondan el 36%. Mientras que Bo­livia también registró una importante dismi­nución. No fue el caso de Argentina que se man­tuvo en todos estos años alrededor del 32%.


COMPARATIVO


Teniendo en cuenta el peso de estos productos manufacturados sobre el valor total (FOB) de las exportaciones en algu­nos países selecciona­dos, Paraguay queda en los últimos lugares.

Brasil, el gigante sud­americano, ocupa el pri­mer lugar con el 36,4% de sus envíos concentrado en bienes procesados y terminados, apoyado en una importante indus­tria y un amplio merca­do.

Argentina ocupa el segundo puesto con el 33,1% de sus envíos in­ternacionales concen­trado en productos ma­nufacturados, seguido de Uruguay y Colombia que con 24,4 y 17,6% res­pectivamente ocupan el tercer y cuarto lugar dentro del grupo de los países seleccionados.

En cuarto lugar se en­cuentra Perú con el 14,6%, mientras que Chile con el 13,9% se ubica por encima de Pa­raguay (8,1%).

Los últimos lugares son representados por Ecua­dor (6,7%) y Bolivia (4%).


REFLEXIÓN


Si bien hubo una más que positiva evolución de varios rubros no li­gados directamente al campo, como la indus­tria maquiladora que incluso batió records el último año, los números comparativos aún indi­can que hay un largo ca­mino por recorrer.

Mientras los sectores menos tradicionales se vayan desarrollan­do, tanto la producción como las exportaciones tendrán menos depen­dencia de factores exó­genos y la volatilidad del crecimiento económico se verá reducida.

Ir migrando paulatina­mente de un comercio exterior basado en en­víos de productos pri­marios hacia una mayor presencia de manufac­turas dentro del total asegura la menor de­pendencia del clima por parte de la balanza co­mercial del país, además de ser indicador del nivel de industrialización y competitividad.


MÉTODO


Cabe recalcar que para productos manufactura­dos propiamente dichos, la Cepal no considera a los derivados de los principales productos agrícolas cuya fase de industrialización toda­vía es muy baja o que se volverán a utilizar como materias primas.
Fuente: 5dias

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui