Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

domingo, 15 de marzo de 2015

Plan CHA: el desafío de dar vida a la vieja Asunción



Imágenes motivadoras de corredores ecológicos y circuitos turísticos, con los barrios bañadenses remozados y con una intensa vida sobre la costa del río Paraguay, hacen soñar que sí es posible revitalizar el Centro. 


La ideal imagen del Paseo Fluvial de la Costanera, propuesta por el Plan CHA.
Por Arístides Ortíz.


La foto real de un pasaje de la Avenida Costanera -que es intervenida para incorporar los cambios que el Plan Maestro de revitalización del Centro Histórico de Asunción (Plan CHA) pretende implementar en un proceso de 23 años como mínimo-, es estimulante.

Una mujer en bicicleta baja sobre una rampla de madera hacia el corredor de adoquín que bordea la playa del río; a la derecha se ve a varias personas tomando sol en las arenas de la playa; a la izquierda, una hilera larga de árboles frutales sobre la acera de la avenida; una franja pintada en verde azulado sobre la avenida muestra el espacio de circulación de las bicicletas; en el fondo se ven árboles de lapacho con flores rosadas, y más en el fondo aún edificios ecológicos modernos y mesas y sillas de bares en las veredas. Hay mucha gente que camina.

No se ven baches ni aguas servidas. Todo está impecablemente limpio y ordenado.  Es, finalmente, un paisaje ficticio amable.


asuncion en
Unos 500 mil vehículos y 12 mil colectivos entran a una colapsada Asunción todos los días, arrastrando polución sonora y hollín. Foto: Fotociclo/ Juan Carlos Meza.


Pero la realidad del perímetro (Avenidas De la República, Colón, Ygatimi, Brasil, España, Presidente Franco) que abarca hoy el Centro Histórico de Asunción, es dura y triste: el rugir de los miles de ómnibus y vehículos que fatigan sus calles es una polución sonora que enferma, el hollín de esos mismos vehículos lo hace irrespirable; los baches le dan un paisaje de cráteres lunares, y las aguas de la bahía de Asunción están más que contaminadas. Los fines de semana y en horas nocturnas se ve el despoblamiento y el abandono. Es un paisaje despreciable.

¿Es posible llegar al ideal de la vieja Asunción -en la que se concentran los símbolos históricos del país- que imaginan los impulsores del Plan CHA?

Marcelo Kublik, director de sostenibilidad y proyectos de la Secretaría Nacional de Cultura (SNC), y el arquitecto Juan Carlos Cristaldo, socio paraguayo del estudio español (Ecosistema Urbano) que ganó el concurso de ideas para diseñar el Plan Maestro que revitalice el Centro Histórico de Asunción, están convencidos que sí.


El centro histórico desde arriba. El Plan CHA propone
El centro histórico desde arriba. Los diseñadores del Plan CHA estiman un proceso de 23 a 24 años para ver los cambios, la nueva imagen.


Marcelo Kublik, director de sostenibilidad y proyectos de la Secretaría Nacional de Cultura y el arquitecto Juan Carlos Cristaldo, miembro de Ecosistema Urbano. Foto: Juan Carlos Meza.
A la izquierda Marcelo Kublik, director de sostenibilidad y proyectos de la Secretaría Nacional de Cultura; a derecha el arquitecto Juan Carlos Cristaldo, miembro de Ecosistema Urbano. Foto: Juan Carlos Meza.


Pero, ¿Cómo?

“El gran obstáculo que los paraguayos y paraguayas tenemos para desarrollar nuestros proyectos es nuestra incapacidad de gestionar. No son ni ideas ni dinero los obstáculos, en mi opinión…”, expresa Marcelo Kublik en la entrevista que mantuvimos con él y con Cristaldo en las oficinas de la SNC, días atrás.

Y es precisamente lo que el Plan CHA quiere dar a las instituciones públicas y privadas que están involucradas en alcanzar aquellas imágenes tan motivadoras para cambiar a la vieja Asunción: capacidad de gestión y coordinación.

“El Plan CHA no será la ejecutora del cambio; será, más que un plan, un conjunto de ideas orientadoras que propone un proceso hasta el 2037 y unas formas claras de gestión y coordinación para las ejecutantes de este proceso; será una instancia gestora”, comentó por su parte el arquitecto Cristaldo.

Las ejecutantes serán la Municipalidad de Asunción, el Ministerio de Obras Públicas, el Congreso Nacional, la Administración Nacional de Navegación y Puertos, el Colegio de Arquitectos del Paraguay y la Secretaría Nacional de Cultura. Para que estas instituciones trabajen coordinadamente en el proceso que propone el plan, el Poder Ejecutivo creó recientemente por decreto el Consejo del CHA, la instancia articuladora institucional.


Fotomontaje del Costero Verde. Foto: Plan CHA.
El proyecto propone una ciudad amigable con el medio ambiente y los espacios públicos. Fotomontaje del Costero Verde. Foto: Plan CHA.


“El otro problema que sufrimos en este país es nuestra frágil institucionalidad, es decir sostener en el tiempo los proyectos desde lo público, y también desde lo privado…”, piensa en voz alta el arquitecto Kublik. Se refiere -agregamos nosotros- a la falta de políticas públicas, de Estado, de largo plazo.

¿Qué pasarán de las lindas ideas y las acciones del Plan CHA cuando terminen los periodos presidencial y municipal, si en Paraguay cuando cambian las autoridades, todo comienza siempre de nuevo? Fue la gran duda que lanzamos a nuestros entrevistados.

“Ese es el gran desafío”, nos responde con una sonrisa Kublik. En este sentido, Cristaldo trae el dato de que las ciudades que han cambiado y son modelos a seguir (como Barcelona, Medellín o Curitiba), “han cambiado en un proceso mínimo de 20 años para arriba…nada sale en poco tiempo”, añade. Por esto, los diseñadores del Plan CHA imaginan que los cambios se verán recién en 23 o 24 años.

Otra novedad que propusieron los diseñadores del plan es la idea de que sin la iniciativa ciudadana, sin que la gente que vive en la ciudad se involucre,  el proceso de cambio no será posible, resalta Cristaldo. “El retorno de lo que se está haciendo en el proceso, es propio de las iniciativas ciudadanas. La creatividad para seguir desarrollando el plan es de la ciudadanía, aquí y en cualquier país”, enfatiza Kublik.


La integración e intervención en los barrios populares, con una experiencia similiar a San Jerónimo es otra parte importante del CHA. Fotomontaje de Chacarita alta en el documento del plan.
La integración e intervención en los barrios populares, con una experiencia similiar a San Jerónimo, es otra parte importante del CHA. 


Fotomontaje de Chacarita alta en el documento del plan


Al respecto, nuestros entrevistados nos ilustran que la instancia dentro del plan  que articulará a las instituciones públicas citadas se denomina “Asunción Laboratorio Abierto” (Asu Lab). Es este espacio clave el que deberá funcionar para que lleguemos a la vieja Asunción del futuro que se plasma en el Plan CHA.

La última pregunta que se nos ocurrió lanzarles a nuestros entrevistados es sobre los recursos económicos para encaminar el plan. ¿Tiene el Plan CHA un presupuesto propio?

No. La lenta ejecución del plan será financiada con los presupuestos de las seis instituciones públicas involucradas. Es decir, una parte de sus presupuestos se irán destinando cada año a la financiación de las acciones que Asu Lab vaya recomendando, de acuerdo a una gestión y coordinación transversal. “Cada acción que se recomiende hacer a las seis instituciones y los grupos y organizaciones ciudadanas, será de acuerdo a lo que el Plan  Maestro y las creatividad ciudadana digan”, señala Cristaldo.

El equipo técnico del Estudio arquitectónico Ecosistema Urbano terminará su tarea este mes de marzo, una vez que terminen de colocar las bases para ejecución del Documento Directorio del Plan Maestro. A partir de aquí, las seis instituciones públicas y la ciudadanía tendrán que poner manos a la obra.


Fuente: ea.com.py

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui