Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

lunes, 30 de marzo de 2015

Modernizan la cocina en la cárcel de Tacumbú



Por Víctor Franco Novarecci


La reinserción de los presos no solo depende de darles trabajo, sino que también se debe apuntar a la buena alimentación y para eso en la cárcel de Tacumbú se modernizó la cocina, o rancho, como lo llaman. 



Se espera que se instalen otras 3 cocinas más / ABC Color

En 3 ollas eléctricas elaboran el alimento para la población penal / ABC Color


La viejas cacerolas gigantes y la leña que se usaba para hacer fuego quedaron atrás en la cárcel de Tacumbú: el lugar del rancho fue refaccionado y equipado con cocinas eléctricas, para una mejor elaboración de los alimentos. “Anteriormente, acá se cocinaba con leñas y muchos de los que trabajaban se intoxicaban con el humo. Ahora se trabaja eléctricamente y solo hay vapor que no contamina el ambiente”, explicó Édgar Candia, coordinador del rancho.

Tres grandes ollas eléctricas hierven a las 10:30, casi a punto de salir la primera tanda. Diariamente, 2.700 internos comen en el penal, por lo que se tiene que cocinar en dos tandas. “Ahora tenemos tres ollas, pero en breve se van a tener otras tres, para cocinar una sola vez al día”, dijo Candia. 

En el rancho trabajan los propios internos, quienes hacen la comida. El menú es variado: los lunes, miércoles y viernes se cocina caldo, mientras que los otros días se come guisos, según informaron los encargados del sector.

No obstante, no todos los presos comen de la cocina: muchos que generan ingresos cocinan sus propios alimentos en sus celdas y otros los compran ya hechos. Sin embargo, igualmente se cocina para toda la población penal. Cada interno recibe desayuno, almuerzo y cena. 

En un recorrido por el penal, los presos opinaron que la comida no es de la mejor, pero que tampoco es incomible, como en otras épocas. “Yo, a veces, cuando tengo para comprar mi almuerzo lo hago, pero cuando no, como sin problemas del rancho”, dijo uno de los internos.


Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui