Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

domingo, 28 de abril de 2013

Ricardo Arjona enamoró a sus FANS en el Club Olimpia ante unas 25 mil personas



CONCIERTO ROMÁNTICO EN EL CLUB OLIMPIA

Ricardo Arjona ofreció amor con canciones que hablaban de pasión

Por: Alex Noguera            
Unas 25 mil personas, entre ellas muchísimas mujeres, vivieron cada uno de los temas y el artista se entregó sin medidas


28/04/2013
El concierto del guatemalteco Ricardo Arjona, que se realizó en el estadio Manuel Ferreira del Club Olimpia, ante unas 25 mil personas, fue como una declaración de amor a la noche, a las mujeres y a la vida misma. Y fue la noche que había más mujeres que varones.

El cantautor subió a escena a las 21:50 entonando nada menos que “lo que está bien está mal”. Pero previamente hubo 10 minutos de videos con personajes muy celebrados por la concurrencia.

El abanico de la seminublada noche asuncena, que hasta ese momento soplaba plácidamente unos 27 grados centígrados, de pronto recibió el grito de miles de entusiastas seguidoras y el calor subió y se hizo cómplice y Celestina del amor y de los suspiros.

El segundo tema que interpretó fue “Hay amores” y así sucesivamente complaciendo todo lo que se esperaba de este romántico artista. Las fantasías, la voz melodiosa, las letras profundas, el cielo infinito y la vida que corría como un río sin retorno se mezclaron anoche y el público se sintió trasladado a otra dimensión.

Tanto el amor maduro, como el despechado y el atormentado o apasionado sintieron los mismos golpes sublimes del corazón. Fueron hermanos y rivales.

Vestido con remera azul, vaquero y un saco negro con la soltura de la experiencia que le regalaron los años, la alta figura de esa sombra impregnada de romanticismo hizo todo tipo de propuestas al público: temas que guardan dolorosas pasiones, otros con heridas del alma, con sonrisas discretas, con miradas furtivas y hasta con traviesos guiños de aventuras secretas que hacen parte del mundo creativo del artista.

Ricardo Arjona no conoce de medias aguas, sabe de la suavidad que producen las caricias con la notas musicales y la reacción en su amante, el público. También sabe de su fidelidad, que quedó demostrada anoche, cuando todo el estadio acompañaba las conocidas letras de sus canciones. Hubo momentos en que el poeta-cantante revivió el éxtasis de momentos lejanos y las señoras de las cuatro décadas se lo agradecieron. Y aunque él lo diga, afirme y jure, para ellas, el amor jamás “se pone viejo”. Anoche todas las mujeres del público fueron amantes de esas letras y de la voz fuerte y apasionada por momentos o suave y tierna, como un beso de despedida. Y así fue la despedida. Dolorosa, sin que el público quiera el adiós... y el bohemio que promete volver, cuando pueda.


Fuente: lanación

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui