Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

domingo, 24 de agosto de 2014

Carrizosa sueña con producir un modelo de Volkswagen en Paraguay



MIGUEL CARRIZOSA, ACTUAL PRESIDENTE DE LA FIRMA DIESA SA
 
“Mi padre veía en el Escarabajo algo que iba a ser historia a nivel mundial”

Uno de sus principales sueños es producir un modelo de Volkswagen, made in Paraguay



24/08/2014
Miguel Carrizosa, uno de los empresarios más exitosos del país. 
MARCOS ZÁRATE
POR DIEGO SANABRIA dgosanabria@lanacion.com.py



“La historia siempre tiene algo de locura, la mayoría de los que de alguna manera hacen o producen un cambio es porque tienen una visión distinta y mi padre (don Miguel) veía en el Escarabajo algo que iba a ser historia a nivel mundial, no solamente en Paraguay, y se fue detrás de ese gran sueño”, fue el preámbulo al mundo de un exitoso empresario como Miguel Carrizosa, actual presidente de la firma Diesa SA, una de las compañías más emblemáticas del país.

La compañía es pionera en el rubro de las cuatro ruedas y actualmente representa en forma exclusiva a más de 15 marcas conocidas a nivel global, siendo la de mayor notoriedad Volkswagen, emblema por varios años número uno en ventas y que está en la caza de recuperar ese sitial. 

La familia Carrizosa emplea a más de 400 empleados en forma directa en todo el territorio nacional, cubriendo las necesidades de la población con el objetivo de satisfacer y hacer feliz al cliente.
 
–¿Cómo fue el inicio de la empresa?
–Diesa nació un 13 de junio de 1953, fue fundada por mi padre (don Miguel) y unos amigos, en principio, fue un bazar de ramos generales así como Kube y se vendía de todo. Luego mi padre conoció al representante de Volkswagen para Uruguay y éste le recomendó ir hasta Alemania, a la fábrica misma, mientras sus socios del grupo no creyeron en su sueño, él fue y consiguió la representación exclusiva de la marca y así fue que llegaron en seis meses los primeros siete Escarabajos al país, aunque fue la fábrica que le dio el apoyo y la posibilidad de traer los autos pagando en 180 días después del desembarco.
 
–¿No habían Escarabajos en ese entonces?
–Los primeros Escarabajos, modelo 1953, llegaron a los seis meses y en ese entonces todavía no había uno solo en el país. Fueron siete y luego fueron llegando más en distintos embarques. Paraguay era chico y los caminos eran todos de tierra. Era un vehículo apto para el país. Diesa comenzó con un local que estaba sobre la calle Chile, luego se mudó a Benjamín Constant, después sobre Estrella y finalmente se compró la actual sede sobre Eusebio Ayala que en ese entonces era un tambo. Los talleres se inauguraron en los años 70, había un servicio especial para los clientes que dejaban sus vehículos, se les llevaba hasta su lugar de trabajo en Kombis.
Nos mudamos completamente acá en el año 1984.
 
–¿Desde cuándo está al frente de Diesa?
–Yo ya nací con olor a motores y todo lo referente al rubro. Durante las vacaciones, nuestro padre quería que hiciéramos pasantías distintas, desde lavador de autos, mecánico, auxiliar de contabilidad, ordenanza, vendedor, etc. Luego del fallecimiento de mi padre (abril de este año), la familia me pidió que quede como presidente, mi hermano Manuel está como vicepresidente, mi madre y hermana, como directores, y luego ya está la tercera generación que está ocupando espacios de relevancia en la empresa.
 
–¿Cuál es la base del éxito de la firma?
–La base del éxito es el trabajo en equipo, rodearse de gente que sabe más que uno, es muy difícil pretender tener éxito si uno no tiene un buen equipo para trabajar. Y para eso uno debe dar el ejemplo. Desde el principio ese fue el mensaje de mi padre, por eso llamó a la empresa “Familia Diesa”, para que todos los que forman parte se sientan pertenecientes a un equipo y una familia. Otro de los grandes secretos es estar orientado hacia la satisfacción de los clientes, uno no puede subsistir sin ello.
 
–¿Su mayor sueño?
–Nuestro sueño es producir un modelo de Volkswagen made in Paraguay, por eso se compraron 10 hectáreas en la zona de Ciudad del Este y hay conversaciones con la matriz alemana para definir cuál podría ser ese modelo. Ese es mi sueño. Estamos en la etapa de compartir los sueños. Inclusive ya hablamos del modelo y todo, pero todo está en proceso. También es mi objetivo volver a ser número uno en el mercado paraguayo, dentro de los tres próximos años. Estamos en camino. Hay varias cosas que sustentan las posibilidades del éxito y en ese sentido Volkswagen se ha ampliado enormemente.
 
–¿Los empleados son capacitados?
–Los miembros de la Familia Diesa son capacitados constantemente teniendo en cuenta la gran cantidad de marcas que representamos, porque cada una de ellas tiene sus características y las capacitaciones no solamente son en el área mecánica, también en ventas, administración, marketing. Nuestro personal está altamente capacitado en el exterior. Además, localmente tenemos convenios con escuelas técnicas vocacionales, por ejemplo aquellos que se encuentran en los últimos años hacen su pasantía aquí y aquellos que pueden se quedan finalmente. Nosotros estamos hoy día con más de 400 funcionarios directos en el grupo, estuvimos arriba de 500 y estamos yendo para ahí de vuelta, seguimos creciendo.
 
–¿Qué consejo da a las personas que inician un nuevo emprendimiento?
–Yo le aliento a la gente a que sea emprendedora, cuando uno tiene sueños hay que seguirlos. Es lo más lindo que hay, poder trabajar en algo que a uno le gusta. Uno debe seguir soñando siempre, así como dependiendo de la edad que uno tenga uno tiene que seguir aumentando el tamaño de esos sueños. Llega un momento que no todo es lo material, también hay que apuntar al crecimiento espiritual, convirtiéndose en un verdadero líder, que transmita confianza, seguridad y determinación a quienes le rodean.
 
–¿Volvería a incursionar en la política?
–Hoy creo que no, le di 10 años de mi vida a la política, estoy feliz de haberle dado esa parte, hice lo que pude. Premiaron mi gestión como presidente del Congreso dándole el premio de ser la institución pública más transparente y eficiente. Nada menos que al Senado, eso demuestra que se puede trabajar de forma diferente en política si uno quiere.

La educación es la mejor política que se puede hacer a mediano plazo para combatir la pobreza. Existe una relación directa entre educación y bienestar. Debemos apuntalar ese sector para generar una mejor calidad de vida y exigir más a nuestros gobernantes. La infraestructura es otro elemento vital.
 
 
Fuente lanación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comente aqui