Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

miércoles, 23 de abril de 2014

Un paraguayo en el MIT (Massachusetts Institute of Technology)



El paraguayo que quiere cambiar el mundo

 

5 MIN de lectura por Luis Rios


“Espero que algún día se hable de mí como alguien que cambia el mundo”. Ese es Alex Whigham Fernández, un estudiante paraguayo becado en una de las más prestigiosas universidades del mundo, el Instituto Tecnológico de Massachusetts. Una charla sobre el apego a la tierra que lo vio nacer y el futuro prometedor de un joven ejemplar.

Alex, de 25 años, vive en Estados Unidos desde antes de aprender a hablar, pero se siente un paraguayo más a pesar de no dominar del todo el español. Llegó a MIT través del programa LGO que significa Líderes de Operaciones Globales y es un programa de posgrado en la prestigiosa casa de estudios de Cambridge, Massachusetts. El programa acepta a unos 50 estudiantes cada año. Los estudiantes reciben dos títulos después de dos años; una Maestría en Administración de Negocios y otra Maestría en Ingeniería. El programa busca crear futuros líderes empresariales con habilidades técnicas y con visión amplia para los negocios.

Cuenta que quería tener una comprensión más amplia de las operaciones de negocios. "Yo sabía que una Maestría en Administración de Negocios me podría ayudar en este sentido, pero también sabía la importancia de la competencia técnica por lo que el programa LGO era perfecto para mí en este sentido", indica. Alex se inscribió para el programa en el otoño boreal de 2012 y fue aceptado en marzo de 2013.

"Tuve la bendición de recibir varias becas para MIT", relata el ferviente estudiante que también recibió la Beca de LGO que es proporcionada por el programa a través del apoyo de empresas asociadas y otra de honor al mérito de la Oficina del MIT para estudios de postgrado.

El estudioso hizo su carrera de grado en el Georgia Institute of Technology en Atlanta donde estudió Ingeniería Industrial y de Sistemas y antes de llegar a MIT trabajó para John Deere en Dubuque, Iowa, donde se dedicó a crear máquinas de construcción. "Pasé la mayor parte de mi tiempo en John Deere en la división de retroexcavadoras", indica.

SOBRE PARAGUAY

"Cuando era más joven yo solía venir todos los años durante tres meses. Hoy en día, lo hago cada 18 meses aproximadamente y sólo tengo tiempo de pasar dos o tres semanas", refiere Whigham Fernández sobre volver a tierras paraguayas, donde las claves pasan por la comida, el paisaje y un fuerte vínculo con la familia.
"Sería bueno en el futuro poder venir y pasar algún tiempo trabajando en Paraguay con una institución de caridad sin fines de lucro o una organización no-gubernamental"
— Alex Whigham Fernández
"Me encanta comer la rica comida y ver el hermoso paisaje", afirma, pero lo que más le gusta de la visita a Paraguay es la posibilidad de estar con las personas cercanas. "Tengo una conexión muy fuerte con mi familia de aquí, mis abuelos, tías, tíos y primos porque realmente me apoyan, y me ayudan a ser un mejor hombre y por eso siempre me cuesta volver a los Estados Unidos".

A Alex le gustaría trabajar en algún momento en Paraguay porque considera que hay un sinfín de oportunidades de negocio pero también está interesado en más oportunidades filantrópicas y acciones humanitarias. "Sería bueno en el futuro poder venir y pasar algún tiempo trabajando en Paraguay con una institución de caridad sin fines de lucro o una organización no-gubernamental", destaca el joven.

EL DÍA A DÍA Y EL FUTURO

¿Cómo es el día a día de un becado con tantas responsabilidades sobre el estudio? No todo es encerrarse, también puede disfrutar de tiempo de descanso y actividades recreativas. "Tengo clases por la mañana y la tarde. Por la noche, yo trabajo con equipos en proyectos o ejercicios o voy a cenar y tomar una cerveza con los amigos que generalmente son otros ingenieros, para compartir ideas. Los fines de semana, me encanta ir a conciertos de rock y viajar a otras ciudades".
"Espero que algún día se hable de mí como alguien que cambia al mundo".
— Alex Whigham Fernández
Aún no tiene muy definido su futuro inmediato pero la visión ya está determinada. "Yo sé que quiero ser parte de una organización que impacta positivamente a la sociedad y la vida de las personas. En ese sentido LGO tiene un montón de grandes empresas asociadas que trabajan duro para actuar en eso. Estoy interesado en ser parte de algunas de ellas", refiere. 

A Alex le motiva la idea de vivir una vida plena que no se centre únicamente en la carrera, que se centre en el ser humano y en la comprensión mutua por lo que la familia jugará un papel importante en su trayectoria. "En este sentido, creo que soy más paraguayo que la mandioca", concluye.

Para cerrar Alex deja un mensaje a los jóvenes paraguayos que aspiran a llegar a donde lo hizo él: "Algunas de las cosas que creo que me ayudaron a ingresar en el MIT son la pasión por la tecnología, la innovación y las ideas porque a diferencia de las otras instituciones que conozco, MIT está llena de gente que sabe cómo cambiar al mundo, no sólo la gente que habla o sueña con cambiarlo. Las personas que tienen y están actualmente trabajando en proyectos que están dando una forma a la sociedad. Es un ambiente contagioso y lleno de esperanza y espero que algún día se hable de mí como alguien que cambia al mundo".

Un presente sumamente admirable y un futuro prometedor de este joven que a pesar de no pasar mucho tiempo en el país nunca deja de sentirse paraguayo.


Fuente: ejempla.com

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui