Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

lunes, 21 de abril de 2014

Datos de reducción de pobreza en Paraguay se aproxima a los que maneja el Banco Mundial



LOS QUE DEJARON DE SER POBRES PUEDEN VOLVER A BAJAR, ADVIRTIÓ ECONOMISTA DEL BM 


Los servicios públicos no acompañan a población que salió de la pobreza



Los servicios públicos en Paraguay, así como en toda América Latina, no están avanzando lo suficiente para abarcar a la población que está saliendo de la pobreza, que exige mejores atenciones de salud, educación, y otros servicios, advirtió Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para América Latina, en entrevista con ABC Color en su sede en Washington.




Augusto de la Torre, economista jefe del Banco Mundial para América Latina


WASHINGTON DC (Alicia Bernal, enviada especial).-



El economista advirtió además sobre el riesgo de que la gente que acaba de saltar el umbral de la pobreza vuelva a caer en ella ante la falta de una política eficiente que asegure el progreso social. Es más, el progreso social, en lugar de avanzar en pos del crecimiento económico que se viene observando en la mayoría de los países de la región, al igual que en Paraguay, más bien se ha estancado.

“Cuando la gente sale de la línea de pobreza siempre es una excelente noticia, pero siempre está latente el riesgo de que esa gente vuelva a caer en ella. Entonces, la reducción de la pobreza no es el fin de la historia; en cierto sentido es el comienzo de la misma”, apunto De la Torre en una entrevista concedida a nuestro diario en la capital estadounidense, donde se llevan a cabo las reuniones anuales conjuntas del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM).

El economista explicó que en la medida en que la gente sale de la pobreza se plantean nuevos desafíos. La gente que pasa esa línea empieza a aspirar mejor educación para sus hijos, mejores servicios de salud para la familia y ya empieza a integrarse más con la economía y se idealizan con una mejor calidad de los empleos. “Entonces en la medida que las poblaciones van saliendo de la pobreza, las políticas sociales de los gobiernos deben reconfigurarse mejorando la calidad de los servicios públicos, cosa que no se ha observado, al menos en el nivel deseable, para acompañar a esas personas”, observó el experto.

Con respecto al gran salto estadístico que se dio en el índice de pobreza de Paraguay, el economista acotó que no es un tema particular de nuestro país, sino que igual situación se está dando en otros países de América Latina, y que una buena parte de dicha reducción se atribuye al buen crecimiento. “De hecho, nosotros estimamos que el 60% de la reducción de la pobreza se le puede atribuir al buen crecimiento, el resto de la reducción, dependiendo de la situación particular de cada país, se le puede atribuir a la política social, en particular a las políticas de las transferencias condicionadas", acotó Augusto de la Torre.

En los dos últimos años, la pobreza en Paraguay bajó de 32,4% a 23,8%, según los datos que divulgó la Secretaría Técnica de Planificación (STP) a principios de abril. En cuanto a la pobreza extrema, disminuyó de 18% a 10,1%, datos que se aproximan más a las estadísticas del Banco Mundial, cuyos registros al 2011 indicaban que el porcentaje de paraguayos en pobreza extrema bajó del 19,7% en 2007 al 14,4% en 2011. Mientras que la pobreza “moderada”, cayó del 38,7% al 27,7% en el mismo periodo.

Esta diferencia, según explico De la Torre, se da por el tipo de cálculo que utiliza la organización, muy diferente a los parámetros que utilizan cada país.

Para el cálculo de la pobreza extrema, el BM agrupa a aquellas personas que tienen que vivir con 2,5 dólares al día, y para pobreza moderada para los que tienen ingresos de 4 dólares al día.

Acotó que la línea de pobreza nacional siempre tiene que ser una decisión nacional que depende de las condiciones de vida de sus habitantes, de la canasta que consume la familia de cada país, mientras que el Banco Mundial tiene que comparar de un país a otro trazando líneas de una forma más simple.


abernal@abc.com.py
 
 

El gran desafío es generar más empleos


El gran desafío para el Gobierno paraguayo y otros de la región que obtuvieron éxito en los esfuerzos para sacar a las personas de la pobreza es concentrarse en que obtengan buenos empleos para mantenerse en la nueva situación, acotó Jim Young Kim, titular del Banco Mundial ante la consulta realizada por nuestro diario. 



Jim Yong Kim, titular del BM.
Jim Yong Kim, titular del BM. / ABC Color
 
 
 
Según Kim, los programas de transferencias condicionadas aplicados en varios países de la región, al igual que en Paraguay, han sido “un gran éxito” y muy efectivos para retirar familias, mujeres y niños de la pobreza.

“Pero la siguiente gran pregunta es cómo pueden estos programas conducir a estas mujeres y familias hasta el mercado laboral formal, preguntó el presidente de la institución multilateral de créditos. Añadió que la gran cuestión a resolver es la creación de empleos, y que eso se aplica a toda América Latina”, según apuntó durante una conferencia de prensa que brindó en el marco de las reuniones de primavera del Banco Mundial y el FMI. 

El titular del Banco Mundial resaltó los avances de Paraguay en su lucha contra la pobreza y comentó que la institución seguirá apoyando al país en varios programas.

“Necesitamos que los programas sociales ayuden realmente a los pobres, los gobiernos deben optar por una calidad en los programas antes que la cantidad", exclamó Kim.


Sachs criticó datos desactualizados


El prestigioso economista estadounidense Jeffrey Sachs criticó duramente a las organizaciones que miden la pobreza por las actualizaciones muy desfasadas de sus datos, fue durante un conversatorio sobre la desigualdad que se llevó a cabo en el marco de las conferencias anuales del FMI y BM en Washington. 



Jeffrey Sachs, economista.
Jeffrey Sachs, economista. / ABC Color
 
 

“Necesitamos que hayan mejores mediciones de la pobreza de los que hay actualmente. Hemos esperado cuatro años para la siguiente ronda de cifras de pobreza del Banco Mundial, cuando deberíamos tener datos casi en tiempo real”, reclamó el experto.

Agregó que para trabajar en programas y planes para reducir la desigualdad y la pobreza se necesitan, por lo menos, ciclos anuales de datos, ya que no se puede trazar objetivos para el 2015 y trabajar con datos de pobreza del 2010. “Hay que ser oportunos con los datos de la pobreza”, exclamó.

En lo que respecta al tema abordado junto a otros economistas en el conversatorio sobre la desigualdad y el crecimiento, Sachs dijo que la desigualdad a menudo se transmite y se agrava de una generación a otra; que los ricos pueden “invertir más en capital humano”, por ejemplo, en educación y salud, que los pobres.

“Exigir que los ricos paguen más impuestos para permitir que todos tengan una oportunidad es solo una pieza de este rompecabezas. No se trata de un conflicto entre equidad y crecimiento, sino de conectar las dos piezas”, señaló Sachs.


Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui