Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

jueves, 27 de marzo de 2014

Sistema financiero nacional, entre los más grandes de toda América




Imagen

Santiago Zavattiero
szavattiero@5dias.com.py



Según un informe presen­tado por el Fondo Moneta­rio Internacional (FMI) los ratios de rentabilidad del sistema bancario nacional coinciden con los máximos de la región. 

Resaltan que los présta­mos en mora se encuentran a un nivel bajo y parecen contar con provisiones ade­cuadas. En este caso el in­dicador de morosidad, por ejemplo, a enero del 2014 estaba en 2,05%, mientras que un año antes era de 2,22%. 

Los indicadores de profun­dización del sector financie­ro, como el coeficiente cré­dito bancario privado/PIB y dinero en sentido amplio/ PIB, están muy por debajo del promedio de ingreso medio. Esto implica que el sistema bancario nacional dispone de suficiente mar­gen para expandirse. 

Si se tiene en cuenta el tamaño del mercado de exportación de materias primas y los antecedentes inflacionarios, Paraguay conserva un elevado nivel de dolarización. 

En general, los bancos paraguayos parecen estar bien capitalizados y finan­ciados. Existen una serie de indicadores de solidez financiera, en base a datos de 2012 de una variedad de países sudamericanos. 

Como muchos de sus ho­mólogos, el sistema ban­cario paraguayo está bien financiado por fuentes internas, con ratios depó­sitos/préstamos cercanos a 100%. Por lo tanto, si bien algunos de los bancos para­guayos recurren a fuentes extranjeras de financia­miento, no se observa una dependencia excesiva del financiamiento externo en el caso de las operaciones de préstamo básicas. 

El ratio de capital bruto de Paraguay ronda 11%, lo cual se traduce en un ratio de apalancamiento pare­cido a los promedios de la región. Al mismo tiempo, el coeficiente capital re­gulador de nivel 1/capital ponderado, según el riesgo, está cerca de 12,5%; es de­cir, se corresponde con el promedio regional. 

Los ratios de concentra­ción subieron durante la última década a medida que los bancos entraron y salieron del sistema; sin embargo, el sistema banca­rio aún parece ser compe­titivo. 

La propiedad o el control extranjero del total de ac­tivos del sistema bancario ha disminuido de manera constante, de alrededor de 82% del mercado en 2000-2003 a 39% para fines de 2012. 
En términos generales, el principal determinante de la rentabilidad del sector bancario ha sido una ma­yor generación del retor­no sobre activos. El ROE ha aumentado de manera constante desde el míni­mo registrado en 2003 y tocó un máximo de 28% en 2008, antes de retroceder a 21% en 2012. Los efectos negativos fueron un lastre para la rentabilidad en 2003, pero desde entonces reflejan la tasa estable y re­lativamente baja del sector (10%). 

SPREADS 

Los spreads de las tasas de interés de Paraguay conti­núan entre los más altos de América Latina. Una serie de crisis bancarias a fines de la década de 1990 y comienzos de la década de 2000 debilitaron el sistema financiero e hicieron subir los márgenes. 

Las autori­dades respondieron con una serie de reformas de la regulación y la supervisión del sector financiero, en parte con la ayuda del pro­ceso de consulta del PESF del FMI. 

Al mismo tiempo, la rentabilidad del sistema mejoró de manera pronun­ciada, dado que el elevado nivel de precios de las ma­terias primas durante la última década se tradujo en un aumento de los depósi­tos bancarios, lo cual a su vez estimuló el crecimiento del crédito. 

El punto de vis­ta predominante cuando se emprendieron estas refor­mas era que la liberaliza­ción financiera afianzaría la competitividad y la eficien­cia del sector y haría bajar los márgenes de las tasas de interés. 

En este contexto, las autoridades han estado tratando de comprender los factores que operan detrás de la persistencia de los spreads de las tasas de in­terés. 

CONCLUSIÓN 

El sistema bancario pa­raguayo se compara rela­tivamente bien con otros sistemas bancarios lati­noamericanos. Los bancos están bien capitalizados, gozan de amplio acceso a fuentes de financiamiento con depósitos y son renta­bles. 

Fundamentalmente, las autoridades han tomado una serie de medidas decisi­vas encaminadas a afianzar la supervisión y garantizar la estabilidad del sistema financiero durante la últi­ma década. No obstante, el sistema de suministro de crédito aún parece ser algo débil, y los principales indi­cadores de medición mues­tran pocas mejoras en los últimos años. 

El proceso de consolidación ha arrojado como resultado un sistema bancario levemente más concentrado con niveles de participación extranjera sustancialmente más bajos. No obstante, los márge­nes de las tasas de interés efectivas han disminuido ligeramente a medida que han aumentado los ratios de concentración. Esto su­giere que el aumento de la concentración no ha tenido un efecto negativo en la competencia en el sector. 

De hecho, las regresiones con datos de panel indican que los aumentos de la concentración a nivel del sistema redujeron los már­genes efectivos. Además, las regresiones demuestran que los bancos que ganaron cuota de mercado también terminaron reduciendo los spreads efectivos. 

El impac­to de los riesgos crediticios, en forma de préstamos en mora, en los márgenes ha sido relativamente peque­ño.

Fuente: 5dias
 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comente aqui