Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

domingo, 25 de octubre de 2015

Fernando Abadie: el actor paraguayo de Misión Imposible 5 - Nación Secreta




Cargó las ojivas nucleares de la muy vista escena del avión en la última entrega de la saga protagonizada por Tom Cruise. 

Fernando Abadie -actor conocido por papeles en las ficciones nacionales “González vs. Bonetti” y “Papá del Corazón”- cuenta a La Nación Online su experiencia como el Piloto #2, de Misión Imposible 5 Nación Secreta.



Fernando Abadie en el screening oficial. Foto: Gentileza.
Por Natalia Santos (nataliasantos@lanacion.com.py).
“Lo de Misión Imposible fue una experiencia sencillamente increíble”. Así describe Fernando Abadie lo que de por sí conllevó toda una aventura para el actor paraguayo afincado en Londres, que -además de las películas y novelas  realizados en Paraguay- lleva ya hechos algunos trabajos internacionales. La oportunidad le llegó tras conocer a los que hoy son sus asociados, los actores latinoamericanos Paulo Rivera (colombiano) y Ernesto Cantu (mexicano), quienes le abrieron los ojos sobre el funcionamiento del “show business”. Cantu había actuado con Brad Pitt en World War Z y le hizo ver la necesidad de contar con un agente si quería incursionar en Hollywood u obtener buenos papeles.
Fernando escribió a una agencia que le pedía membresía en Spotlight (un servicio de casting), un showreel (video que muestra trabajos) y créditos en IMDB (Base de datos de películas en Internet) para representarlo. Como Abadie contaba con esas condiciones fue llamado a una audición, tras la cual decidieron trabajar con él. Empezó con pruebas para comerciales, hasta que finalmente le llamaron para la de Misión Imposible. “Me dijeron que no me preocupara si no conseguía el rol, porque simplemente el audicionar ya era un logro y la competencia era monstruosa”, señala quien actualmente ya se encuentra filmando en una nueva producción.
-¿Cómo fue el proceso de selección para MI5?
-Me citaron para las 2pm en SOHO en una agencia de casting sumamente importante. Me recibieron muy formal pero amablemente. Me pidieron que hiciera dos ejercicios para los cuales me dieron indicaciones, poniendo énfasis en que necesitaban que siguiera las direcciones al pie de la letra. Una vez finalizados ambos ejercicios se despidieron atentamente. Luego mi agencia me llamó para preguntarme cómo me fue y yo les pregunté si cuándo podría saber al respecto, a lo cual me respondieron que eso nunca se sabe y que la mayoría de las veces uno no vuelve a saber de ellos. Recuerdo que esa semana me enviaron a otro casting para otra producción de Hollywood y a varios castings para comerciales. Es así que el día viernes de esa semana, me preguntaron si estaría libre el sábado para una pequeña participación en un largometraje. Yo supuse que era una producción pequeña e independiente y les respondí que por supuesto estaba disponible y dispuesto para cualquier rol así que me pidieron que filmara una breve interacción entre dos personajes, representando a ambos y para lo cual me enviaron un breve guión. Como me habían pedido lo antes posible, entré a un baño público. Filmé ambas líneas con mi celular, lo edité y lo envié.
-¿Cómo recibiste la noticia de que habías quedado?
-Dos horas más tarde me llaman de mi agencia muy entusiasmados y diciendo que a los de la película les había encantado el video y que querían ofrecerme el rol. Me dijeron: ¡Dios mío, esto es muy emocionante! ¿Estás listo? ¡Les encantó el video y quieren ofrecerte el papel! ¡Felicidades! Yo respondí que ya había dicho que estaba dispuesto a hacerlo y que sencillamente me llamaran (yo seguía pensando que hablaban de una película independiente). Inmediatamente después, recibo una llamada pidiendo hablar conmigo. La persona se presenta como un miembro del equipo de producción y me dice: “Bienvenido a bordo de Mission Impossible 5, estelarizado por Tom Cruise. Filmás con él mañana”. Confieso que me sorprendió y comencé a temblar de los nervios sin saber qué decir o qué preguntar.
- Entonces empezó a andar el engranaje
-La persona me preguntó en dónde vivía y me dijo que empacara lo que necesitara para una semana, pero que fuera rápido porque me enviaba un auto inmediatamente y que debería estar ahí a las 7pm. Me pidió que enviara una copia escaneada de mi pasaporte para un chequeo de seguridad nacional, porque filmaría en una base de la fuerza aérea británica y que de ahora en más estaría recibiendo llamadas de distintas áreas. Puntualmente a las 7pm llegó el auto y el chofer se anunció indicándome que estaba listo para llevarme. Bajé con mi equipaje sin tener idea adónde iba ni qué iba a hacer en la película. Durante el viaje de más o menos 2 horas recibí llamadas del área de contabilidad pidiéndome mi número de seguro social, el encargado de vestuario pidiéndome mi medidas, el encargado de catering preguntando sobre alergias o cualquier aspecto de carácter religioso o de salud que requiera algún tipo especial de dieta. Alrededor de las 9 de la noche llegué a un hotel en medio de la nada en el campo inglés. El chofer me dijo que allí me dejaba. Era todo lo que sabía y que tal vez al día siguiente me venía a buscar si se lo indicaban. Me registré en el hotel. Me dieron la bienvenida en recepción diciendo que me esperaban y que estaba todo pagado pero nada más. Apenas llegue a la habitación recibí un mensaje de texto indicándome que me buscaban a las 7AM.
-¿Cómo fue llegar al set de una producción de esta envergadura?
-A la mañana siguiente, bajo puntualmente a las 7 y mi auto ya me estaba esperando. Subo y el chofer reporta a “base” que ya estoy en el auto y en camino. Cerca de una hora después llegamos a la base de la Royal Air Force donde al detenernos en la barrera yo intento identificarme, pero el guardia me interrumpe amablemente diciendo: “No se preocupe señor, sabemos perfectamente quién es. Lo estábamos esperando. Bienvenido a la base”. Yo observaba sencillamente fascinado las instalaciones militares de la base mientras era conducido por su interior y mientras el chofer reportaba que ya estaba llegando. Inmediatamente, pude ver un montón de trailers alineados a ambos costados del camino y gente corriendo de aquí para allá con walkie-talkies y un montón de gente aglomerándose alrededor de mi auto al llegar. Me condujeron a mi trailer y le pidieron al chofer que se encargara de mi equipaje. Me dejaron en mi trailer y me dijeron que permanezca ahí y que esperara hasta que ellos me contactaran de nuevo. Unos 15 minutos después golpean a mi puerta y me preguntan si puedo ir a desayunar (todas las preguntas eran en realidad instrucciones). Mi auto y mi chofer ya me estaban esperando y la persona de producción le pide a mi chofer que me lleve a desayunar. Pregunte si era lejos, ya que no me molestaría ir caminando y me dijeron que no, que bajo ninguna circunstancia camine y que siempre debo moverme en mi auto y con mi chofer. Llego al área de desayuno donde se encontraba todo el mundo desayunando en un patio de comidas improvisado y con varias opciones. Era más o menos en esta época, hace ya un año. Hacía un poco de frío.
- ¿Y toda la experiencia la pasaste de manera solitaria?
-Siempre tenía a alguien de producción asignado para indicarme qué hacer y a reportar mi localización. Luego de desayunar me vuelven a llevar a mi trailer y así paso el día. No filmamos ese día fui a peluquería y maquillaje donde encontré a Simon Pegg (quien hacía de Benji). Luego fui a vestuario a que me asignaran el mío. Siempre llevándome y trayéndome desde mi trailer, incluso hasta cuando estaba aburrido y le pedía a mi chofer que me llevaba al área de catering donde se reunía siempre la mayor cantidad de gente. Allí conocí a gente del crew (muchos de ellos de Los Angeles), stunts, productores, etc. y también a los otros 2 actores con quienes trabajé. Uno de ellos es español y el otro británico, pero de origen ucraniano, así que de vez en cuando hablaba en español.

Fernando en el trailer. No podía sacar fotografías dentro del set. Foto: Gentileza.
Fernando en el trailer. No podía sacar fotografías dentro del set. Foto: Gentileza.

“VOS SOS PARAGUAYO”
En la previa a las jornadas de grabación y mientras alternaba con la gente del lugar una chica del catering, que era argentina, reconoció el acento de Fernando y le dijo: “Vos sos paraguayo ¿Qué hacés vos acá!? Él le dijo que era actor, lo cual parece que no esperaba porque se quedó mirándolo como sorprendida. “El caso es que éramos solo 5 actores en el recinto incluyendo a Tom Cruise y Simon Pegg, la mayoría eran parte del crew”, comenta.
El segundo día, Abaddie fue a conocer al director, Christopher McQuarrie (ganador de un Oscar como guionista de The Usual Suspects). “Nos dio la bienvenida, inspeccionó nuestro vestuario y maquillaje y dio instrucciones a la gente encargada para realizar ciertas alteraciones. Casi al final del día nos reunimos de nuevo con el director y ensayamos nuestra escena de varias maneras”.
- Y empezó la filmación
-La mañana en que comenzamos a filmar fue muy emocionante y trabajamos muchísimo todo el día. Fue un día muy largo. La mayor parte de la mañana fue Tom Cruise quien usaba el avión haciendo la famosa escena con la que promocionaron la película que es en la cual él se cuelga del avión. Yo puedo dar fe de que las hizo el mismo, pues me pasé allí viéndolo trabajar. Después nos tocó el turno a nosotros, es un momento que jamás voy a olvidar: La pista con ese avión inmenso rodeado de camiones, torres de iluminación y un montón de vas llenos de cosas técnicas y estacionados todos de manera organizada. Estábamos como a 100 metros del avión aguardando y luego escuchamos a través del walkie-talkie de la productora que estaba con nosotros que estaban listos. Llamándonos por nuestros nombres nos indicaron que caminemos hacia el avión. Fue una sensación increíble, toda la atención estaba concentrada en nosotros y mientras caminábamos hacia el avión veía como iban subiendo las pantallas verdes a los costados del mismo, luego fuimos interceptados en un punto por el experto en armas entregándonos a cada uno nuestras respectivas armas de utilería, el protocolo era el mismo de cada día: recitar la marca y modelo de la réplica del arma, mencionar que era de utilería, que estaba descargada y que no podía disparar. Una vez recibida nuestras armas seguimos nuestro camino.
- ¿Qué pensaste en ese momento?
-Yo seguía muy enfocado y concentrado cuando en ese momento me acordé de dos cosas: Una fue cuando fui a ver la primera Mission Imposible con Tana (Schémbori) -en 1996- sin jamás imaginar que algún día estaría en una de ellas! Y la otra es justamente algo que Tana me había dicho en algún momento de mi carrera en Paraguay: que yo nunca disfrutaba el proceso y que me concentraba demasiado en lograr el resultado. Así que decidí relajarme un poco y observar y atesorar el momento. Lo disfruté plenamente y aunque por supuesto estaba nervioso, también estaba muy entusiasmado.
- Tom Cruise hizo él mismo su escena aérea, pero vos no manejaste verdaderamente el avión…
-Fue sencillamente increíble estar sentado en la cabina del A400M siendo entrenado por un coronel de la fuerza aérea de USA (que oficiaba de consultor) respecto al pilotaje del avión. Tenía un montón de términos técnicos que utilizar y acciones a realizar que debía aprenderme en muy corto tiempo. Él me mostraba cómo lo hacían los pilotos normalmente mientras operaba la computadora. Ahí recordé una lección clave de mi maestro, Agustín Núñez: Lo que no se ensaya, no sale. Parecía que estaba escuchándolo. Así que lo interrumpí y le dije que por favor me dejara a mí operar el avión y así fui repitiendo la secuencia una vez tras otra, mientras el crew se preparaba para filmar. Es así que me encontraba a más de 10 mil Km de Paraguay en la cabina de un avión militar y con dos ganadores de Oscar (el director Christopher McQuarrie y el director de fotografía Robert Elswit). Después de eso, Tom volvió a usar el avión para filmar otra parte de la secuencia en que se deslizaba sobre el ala del avión.
cast
La secuencia completa como se filmó no está presente en la versión comercial. Al actor paraguayo se lo ve a lo lejos cargando ojivas nucleares al avión de los rusos y luego con los instrumentos en la cabina. Pero, Fernando Abadie espera que el material se incluya en la versión del director y en los DVDs de uso casero. Al final de la película cuando aparecen los créditos, su nombre aparece en el lugar número 13 entre los A400 Pilots. El ser miembro oficial del cast de una saga icónica, le pone en otro nivel dentro de la industria cinematográfica global.
Después de esta experiencia, tuvo la oportunidad de audicionar dos veces para la última película de James Bond, aunque cuando más se adentraba en el proceso, el personaje al que aspiraba interpretar fue eliminado de la historia.
“Cada producción en la que estuve me costó muchísimo conseguirla. Me toma el doble de preparación, pues obviamente el inglés no es mi primer idioma. Sangre, sudor y lágrimas literalmente es lo que me toma”, señala.

El recuerdo que le entregaron el día del estreno mundial. Foto: Gentileza.
El recuerdo que le entregaron el día del estreno mundial. Foto: Gentileza.

Ver los trabajos actorales de Fernando Abadie en IMDb: http://www.imdb.com/name/nm2545565/

Fuente: ABC

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comente aqui