Paraguay Turismo

Loading...

Paraguay: un milagro americano! Headline Animator

lunes, 1 de agosto de 2016

Muro de Alberdi avanza y crea expectativa en la ciudad


Los trabajos de refacción del muro de Alberdi continúan en coincidencia con la bajante del río Paraguay.

El MOPC estima que para fin de año estaría terminada la primera fase de esta obra que genera esperanza.











Enorme buque "Doña Margarita"

El enorme Buque “Doña Margarita” llegó bien temprano en la mañana del viernes último y de inmediato, los trabajadores de Barrail Hermanos SA –empresa adjudicada para esta megaobra– empezaron a descargar las toneladas de piedras que traía la barcaza para continuar con el trabajo de rellenado.
El objetivo es ampliar el muro que protege a la ciudad de Alberdi, en el departamento de Ñeembucú, de tal manera que esta construcción sirva, primero de contención del actual muro y, segundo, para instalar sobre esta base lo que sería la segunda fase del proyecto.
Después de la inundación que afectó a toda Alberdi, entre diciembre del 2015 y enero de este año, sus pobladores no se amilanaron ante la adversidad y ahora ven una esperanza muy importante a partir de un proyecto que puede cambiar por completo a la ciudad.
1- La inundación convirtió a Alberdi en una isla entre diciembre del 2015 y enero de este año.
1- La inundación convirtió a Alberdi en una isla entre diciembre del 2015 y enero de este año.
La creación de una costanera –similar a la que tiene la ciudad de Formosa, que está apenas cruzando el río Paraguay– y la construcción de la ruta que une Alberdi con Villeta abre esperanzas de progreso.
Este último, un plan aplazado durante años y que recién ahora parece tener un seguimiento adecuado, ya que actualmente, la pavimentación ya está llegando a Villa Oliva.
El ingeniero Pedro Cardozo, de la unidad ejecutora de proyectos del Ministerio de Obras Públicas y Comunicaciones (MOPC), indicó a La Nación que existe una idea muy importante para Alberdi y que abarca tres fases; la primera –que ya se está ejecutando– consiste en la ampliación y refacción del actual muro.
Vista aérea de una parte de la zona comercial alberdeña.
Vista aérea de una parte de la zona comercial alberdeña.
La segunda fase incluiría la construcción de una Costanera –parecida a la de Asunción– habilitando espacios públicos, mientras que en la tercera fase ya entraría el componente de la inversión privada, con lugares dedicados a comercios y hasta una gran playa para atraer a los turistas formoseños.
Sin embargo, actualmente el MOPC tiene aprobado y con financiación la primera fase, que es la que actualmente se está trabajando. “El proyecto de la Costanera ya está hecho y prácticamente aprobado. Su construcción va a depender de la disponibilidad que tenga el país para financiarlo o de algún financiamiento internacional. Lo que falta para confirmar el proyecto son los fondos”, aclaró Cardozo.
En términos técnicos, la idea dentro del proyecto de refacción del muro es ensanchar el mismo al menos unos 30 metros hacia el río, de tal forma que eso pueda servir de base para que después se pueda construir la Costanera.
En total, el muro tendrá al menos unos 1.400 metros de largo, que irá prácticamente a la par de lo que es actualmente la Costanera de Formosa.
3- Camiones y tractores descargan las piedras para el muro de un buque carguero.
3- Camiones y tractores descargan las piedras para el muro de un buque carguero.
Según lo que estima Cardozo, esta primera parte de la obra llevará unos meses más de trabajo, por lo que considera que para fin de año estará terminada, en esta fase inicial.El objetivo es lograr que el proyecto en la segunda fase ya esté como para continuar una vez que se complete este trabajo inicial.
Esta construcción, que se hace actualmente, demandará una inversión que ronda los 12 millones de dólares, según confirmó Cardozo. La empresa encargada es Barrail Hermanos, que tiene un período de tiempo de 7 meses para entregar la obra.
Proyecto a largo plazo
Alberdi, de unos 15.000 habitantes actualmente según los datos que manejan en la municipalidad local, tiene un enorme potencial para proyectarse como un polo comercial y turístico, aprovechando lo que significa tener del otro lado del río a la capital de Formosa. En efecto, el plan de la Costanera apunta a eso.
Convertir por completo la fisonomía de Alberdi y hacerla partícipe –por fin– de un proyecto a nivel nacional, que apunte a desarrollar a la ciudad como un punto importante para el comercio en frontera con Argentina.
Formosa es una enorme urbe de al menos 300 mil habitantes que, en estos tiempos, en los que la inflación hace estragos en los productos primarios y otros, afectando la economía de sus habitantes, encuentran en Alberdi una gran solución para munirse de productos. Así como las olas del río Paraguay, la economía en esta zona fronteriza es impredecible.
De pasar a ser los paraguayos compradores en los locales formoseños, se puede tener, en apenas semanas, una invasión de argentinos en las tiendas comerciales de Alberdi, buscando ropas, electrodomésticos o productos de la canasta básica.
El muro de Alberdi cuenta un sistema de carga ambiental.
El muro de Alberdi cuenta un sistema de carga ambiental.
Todo puede variar, pero lo que no se puede obviar es el movimiento de personas que se tiene de ambos lados.
Según los registros de la funcionaria de Migraciones, Vilma Noelia Lugo, al día, pasan de Formosa a Alberdi al menos unas 1.700 personas. Para cruzar de ambos lados, la única vía son las lanchas. Existen al menos cuatro gremios de lancheros que se dedican a ofrecer ese servicio, de los que dependen al menos 100 familias.
En realidad, toda la ciudad depende del río, directa o indirectamente. Están los grupos pescadores, están los que van a estudiar a Formosa y los que van a trabajar. El intercambio de pasajeros es constante y existe una gran expectativa con relación a lo que va a ser la ciudad a partir de que se concreten los proyectos que están en la mira.
Para los alberdeños, la idea de contar con una Costanera resulta un sueño que puede estar al alcance, pero que requiere de mucha gestión, tanto política como técnica. El intendente local, Federico Acosta Centurión (ANR), de 31 años, reconoce que Alberdi carece de mucha infraestructura, lo que se refleja en la municipalidad local.
Agarró la Intendencia en diciembre del año pasado y se encontró con una administración rota. Hasta hoy, en una ciudad que sufrió una inundación casi total, carece de camiones y de tractores, porque no habían fondos para comprarlos. Ahora se está trabajando para conseguir los fondos para comprar estos elementos, más que necesarios.
La inundación de finales del 2015 afectó las plantaciones de pequeños agricultores de la zona. Anteriormente, los alberdeños que se dedicaban a la venta de hortalizas llevaban sus productos hasta Formosa, donde, en un predio conocido como “el mercado de los paraguayos”, se ubicaban y vendían todo lo que podían producir.
Lo que más llevaban era mandioca, lechuga, cebolla. Sin embargo, estos productores hasta hoy no pudieron recuperarse y esperan que los nuevos proyectos que se están estudiando para la ciudad puedan presentarles nuevas oportunidades.
Reacción
10-foto8Puede cambiar toda la ciudad”
Federico Acosta Centurión, intendente de Alberdi
“La construcción de la Costanera, todo el proyecto en sí, es una gran oportunidad para que podamos cambiar esta ciudad, que parecía olvidada.
Estamos trabajando, estamos haciendo las gestiones ante las autoridades gubernamentales y hasta ahora, por suerte, estamos teniendo muy buena recepción para que se puedan desarrollar los proyectos que necesitamos.
Vamos a pelear por lograr obtener los recursos necesarios para completar las tres etapas del proyecto general que tiene planeado el MOPC para la ciudad”.

Fuente: lanación

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Comente aqui